Eugenia Silva G. – Directora

NJ – 144

Nacido en el Cantón Penipe, Provincia de Chimborazo, cuéntenos de su familia y sus recuerdos tempranos.

Mi abuelo paterno don Alfonso Granizo se había desplazado de la parroquia Quimiag que pertenece a Riobamba hasta Penipe y se casó con mi abuela doña María Luisa Ortiz. En el matrimonio tienen dos hijos: mi querido, respetado, cariñoso y recordado padre don Manuel Ricardo Granizo Ortiz, al que solo se le llamó siempre  ́ ́Ricardito ́ ́ y mi hermosa tía doña María Luisa Granizo Ortiz.

Mi dulce, querida e idolatrada madre Julia, fue parte de un hogar lleno de amor y respeto de la comunidad de Ayanquil perteneciente a Penipe formado por mis abuelos don Segundo Gavidia y doña Efigenia Balseca. Mis abuelos maternos tuvieron seis hijos quienes formaron hogares que con el paso del tiempo, por sus virtudes de honradez, trabajo y responsabilidad se convirtieron en verdaderos referentes de nuestro Cantón y de manera particular de Ayanquil, Penipe y Pachanillay en donde vivieron.

Al contraer matrimonio mis padres don Ricardo Granizo Ortiz y doña Julia Agueda Gavidia Balseca, procrearon tres hijos: mi persona y mis hermanos: Homero y Rosa Victoria.

Penipe es una ciudad hermosa, asentada en una bella y señorial meseta que tiene por testigos al majestuoso y activo volcán Tungurahua, los hermosos e inigualables Altares y el imponente, caudaloso y bravío río Chambo, cuna de grandes intelectuales, de mujeres y hombres honrados, trabajadores y dignos.

Esta legendaria tierra me brindó la oportunidad de gozar de una niñez feliz junto a mi familia y un grupo de entrañables amigos, con quienes disfruté de las diversiones típicas de ese tiempo que marcan la diferencia con los entretenimientos electrónicos de hoy. Las aventuras en el río Chambo y los recorridos a pie ida y vuelta 16 kilómetros desde Penipe a Ayanquil.

¿Cómo se desarrolló su formación escolar y secundaria?

Mis estudios de primero a quinto grado de primaria los realicé en mi querida ciudad natal, en la Escuela “Julio Román”. El sexto grado con el que concluí la primaria lo cursé en la Escuela Simón Bolívar en la ciudad de Riobamba.

Para continuar leyendo el artículo completo ingrese a la revista digital #144 Junio

Impactos: 452

Categories: Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *