NJ 143 – mayo 2018

Eugenia Silva G. – Directora

Doctor, originario de Machala, ¿cuáles son los recuerdos más queridos de su tierra?

Se ubican en una infancia y etapa juvenil rodeada de mis padres, hermanos, familiares y amigos entrañables, con mucho cariño y con el libre albedrío propio de una ciudad apacible y pujante, con mucho espacio libre para desarrollarse en un entorno natural, donde los juegos propios de la época provenían de la imaginación, de la actividad grupal, de la convivencia directa con la naturaleza, muy distintos a los actuales.

Y sus padres, su familia, ¿quiénes dejaron huella en su vida?

Todos ellos, siendo obviamente y en gran medida, mis padres quienes imprimieron su cariño, orientaciones espirituales y directrices propias de una enseñanza apegada a los preceptos católicos y a los de una sociedad formada en valores éticos y morales. Complemento de ello fueron los amorosos y sabios consejos de mi recordada abuelita materna y de los tíos que aportaron con sus cuidados para una formación adecuada.

¿Cuáles fueron sus experiencias en sus lugares de estudios primarios y secundarios?

Mis estudios primarios los realicé en la Escuela Católica “Jaramillo Montoya” de Machala, regentada por religiosos españoles a quienes recuerdo como verdaderos formadores educativos, tanto en las ciencias como en la disciplina impartida que, incluía pequeños castigos físicos, propios de la enseñanza de aquella época y que ahora son totalmente inaceptables.

El Colegio Nacional “9 de octubre” de la misma ciudad, fue un escenario distinto al escolar, pues allí se desarrolló un ambiente liberal que llevó a la formación de amistades que aún perduran, añadiendo que la experiencia de compartir aulas con mujeres, constituyó toda una novedad y una agradable vivencia.

Para leer el  artículo completo visita: http://www.novedadesjuridicas.com.ec

Impactos: 64

Categories: Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *