Manuel Montero Lara y Jorge Tamayo Silva – NJ enero

En el último siglo la globalización ha causado un impacto cada vez mayor en las formas en las cuales nos relacionamos. Una comunicación y relaciones de toda índole, pero principalmente comerciales, cada vez mayores entre países derivaron en lógicos conflictos, para lo cual fue necesaria la creación de alternativas para solventar diferencias que iban más allá de los propios ordenamientos jurídicos de los países en cuestión.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial derivó en la creación de un Tribunal Internacional para juzgar a los criminales de guerra, lo que supuso un antecedente directo y vital para el desarrollo de varios sistemas judiciales internacionales sobre Derechos Humanos, que tienen por objetivo atender solicitudes o demandas entre Estados, o entre particulares y los Estados.

En ambos casos, dichas vías fueron evolucionando con el pasar de los años, se fue normando y pautando lineamientos en un esfuerzo conjunto por parte de los países del orbe, consolidando de esta manera sistemas que solucionen los conflictos propios de las relaciones transfronterizas, tanto en el Derecho Internacional Público, como en el Derecho Internacional Privado.

Por ello, en este trabajo buscaremos encontrar puntos característicos de cada proceso, con la finalidad de realizar propuestas de convergencia en temas de Arbitraje y Derechos Humanos.

Sistema Interamericano de Derechos Humanos

1.- ¿Qué es el SIDH?

El Sistema Interamericano de Derechos Humanos se desarrolló como concepto en paralelo al desarrollo del Sistema Universal de Derechos Humanos, esto es, luego del final de la Segunda Guerra Mundial.

En concreto, luego de la “Declaración Americana de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” aprobada en la IX Conferencia Internacional Americana (Bogotá, 1948), se dejó listo el marco para la creación de instancias de protección a favor de los derechos humanos de los habitantes del continente.

Continúe leyendo este artículo aquí –> NJ 151

 

Impactos: 83

Categories: Análisis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *